NUNO SOUSA VIEIRA

Utopia (CONSULADO DE PORTUGAL,SEVILLA)

8MARZO/14ABRIL

 

 

En 2016 se cumplieron quinientos años desde que Thomas More publicara uno de los libros más visionarios de su tiempo: Utopia. Esta obra, con una matriz fuertemente política, propuso en su época la creación de una nueva organización política, tales como explica el título completo y original de la obra - De optimo reipublicae statu, deque nova insula Vtopiae  (En español “Libro del estado ideal de una república en la nueva isla de Utopía). "La mejor forma de organización política: La nueva isla de la Utopía", que será presentada como eje principal.

 

El título de la obra se contradice a sí mismo, porque en griego topos significa lugar y el prefijo u es un adverbio de negación, es decir, se afirma que existe una república en una isla que es un no lugar. Este no lugar no es en absoluto el no lugar considerado desde una perspectiva antropológica como propone Marc Augé. Me gusta creer que se trata de un lugar de deseo, en el que, negando la contradicción del propio título, hacemos que exista porque hablamos de él y lo proyectamos como un mundo físico.

 

Un consulado es una representación de la administración pública de un país en otro. Hace 500 años, este principio de entendimiento fue sin duda una matriz utópica. Una exposición en el consulado de mi país introduce, por tanto, este pensamiento de encuentro y de respeto que el propio concepto de utopía debería registrar e integrar.

 

La exposición que presento consta de dos habitaciones y cuatro obras que establecen entre sí un espacio de tiempo entre 2008 y 2017. Comenzando en 2008, se integra la obra Porta de saída, de la exposición titulada To drawan escape plan, que se llevó a cabo en Lisboa. Incluye una obra de 2013 titulada I spy; y dos obras de 2017 producidas específicamente para esta exposición. La obra que se titula Ar que vem estará en la primera sala de exposición, que corresponde a la primera división del consulado y es el espacio que nos recibe, y la otra, que se encuentra en la segunda sala, se trata de una obra homónima al propio título de la exposición.

Las cuatro obras construyen una red contextual, lo que sitúa al espectador ante la entrada de mi estudio en Leiria, Portugal, en primer lugar con la imagen utilizada para la difusión de la propia exposición y luego con la obra Porta de saída. Con esta obra, este enfrentamiento y otópos, considerando el significado griego de la palabra, ya que es ante la propia puerta de mi estudio donde el espectador es colocado para, en un segundo momento, ser recibido con una línea en el suelo, que representa el lado izquierdo del diseño del plano de la planta de entrada de mi estudio y que, en la ubicación de la puerta, cuenta con dos calefactores, realizados en MDF, que actualizan y construyen un espacio de permeabilidades y de entradas, corroborado por la propia puerta.

 

En la segunda sala se muestra un diseño, grafito sobre papel, donde lo que está representado depende, no del espacio de representación, pero sí del espacio real, a partir del cual se construye un espacio utópico. La utopía es, como se ha mencionado anteriormente, el título de la última obra de esta exposición. Es una escultura que reproduce una obra paradigmática del artista italiano Michelangelo Pistoletto, Metrocubo d'infinito, 1966. Esta obra es un cubo de espejos, que construye un espacio real, pero que sólo puede ser experimentado como la proyección y construcción de esa realidad, en resumen, una utopía. Mi obra, que reproduce formalmente a la del artista italiano, fue construida con suelo de parquet, en la que son claramente visibles dos realidades. La primera relativa a la memoria de la materia prima que constituye la obra, los tacos, que fueron arrancados con sus vestigios de su anterior existencia, los cuales son visibles en cada una de las seis caras que forman la obra. La segunda realidad relativa a la otra cara de los bloques de madera, la parte visible del suelo, la superficie que recibió cada paso y registraba cada uno de estos movimientos. Esta cara aparece ahora en la obra impecable, sin marcas del uso, asumiéndose como un folio en blanco, preparado para recibir el primer gesto.

 

Nuno Sousa Vieira.
2017

 

AR QUE VEM. DM y madera de caoba.450x350x60cm.2017
Detalle Utopia. Obra, Ar que vem.2017.
UTOPIA.Tacos de madera,parquet retirado de SIMALA.2017.
PORTA DE SAÍDA. Puerta de SIMALA. Aluminio, hierro y cristal. 210x200x65cm.2008.